:::: MENU ::::

Carta del FIM-GLM al Mercosur

El 15 de diciembre de 20166

Sr. PRESIDENTE DEL MERCOSUR

Por medio de la presente, las representaciones sindicales de los músicos de ARGENTINA, BRASIL, CHILE, COLOMBIA, COSTA RICA, CUBA, GUATEMALA, MEXICO, PANAMÁ, PERU, URUGUAY, todos integrantes del Grupo Regional de la Federación Internacional de Músicos (FIM) reunidos en Lima, Perú, deciden solicitar a Ud. y por su intermedio a todos los estados partes y asociados al mercado común MERCOSUR, el reconocimiento pleno del músico como trabajador, la creación de normativa de carácter laboral que reconozca su tipicidades, su inclusión dentro de los beneficios de la Seguridad Social, una remuneración equitativa por el uso de su obra, su libre movilidad regional e internacional, y su libertad de expresión artística.

Existe en los estados parte del MERCOSUR o en los estados asociados distinto tratamiento del músico en su condición ante la seguridad social o en las cuestiones impositivas, muchas de ellas no los reconoce como un trabajador, especialmente al que ejerce su profesión en forma eventual, grupo que representa la mayoría de los trabajadores músicos. Esta situación genera que este inmenso grupo de trabajadores, por la atipicidad del ejercicio de su profesión, las leyes laborales generales no los alcancen plenamente y por lo tanto trabajen sin las condiciones de trabajo adecuadas, sin contratos ni salarios dignos, y expulsados de los beneficios de la seguridad social como el seguro de desempleo, cobertura de salud y riesgo de trabajo, y la pensión a la vejez, a la incapacidad laboral o al fallecimiento.

Algunos de los estados parte o asociados fueron han suscrito la Recomendación relativa a la condición del artista, que la Conferencia General de la UNESCO aprobó en 1980, donde se pide a los Estados Miembros que mejoren la condición profesional, social y económica de los artistas mediante la aplicación de políticas y medidas relacionadas con la formación, la seguridad social, el empleo, la situación fiscal y de los ingresos, la movilidad y la libertad de expresión. Muchos de estos estados la han ratificado. En su aplicación han generado normativa diversa que reconocieron la condición del artista, pero por la falta de aplicación práctica de estas normas, o de la inexistencia de normas especiales, los músicos de la región continúan en una situación social muy delicada.

Asimismo, en la Recomendación se reconoce el derecho de los artistas a organizarse en sindicatos u organizaciones profesionales que puedan representar y defender los intereses de sus miembros, y que estas participen en las deliberaciones, en la toma de decisiones, y luego en la aplicación de las medidas encaminadas para mejorar la situación de sus representados.

Nos ponemos a su disposición para profundizar sobre estas cuestiones, y generar las condiciones técnicas que permitan que los músicos de la región alcancen una vida digna, una vida que le permita seguir haciendo lo que saben hacer, el crecimiento del acerbo cultural nacional y regional.

Atentamente